UN CUARTO PROPIO

“Para escribir novelas, una mujer debe disponer de dinero y un cuarto propio”, es la conclusión a la que llega Virginia Woolf en su conocido ensayo sobre la verdadera naturaleza de la mujer y la verdadera naturaleza de la novela.


Info adicional