CADA DÍA: LA CREACIÓN DE UN ARTE SOCIAL

En 1979, los artistas visuales Juan Castillo y Lotty Rosenfeld, el sociólogo Fernando Balcells, la escritora Diamela Eltit y el poeta Raúl Zurita, formaron el Colectivo Acciones de Arte, CADA. El grupo provocó un espectro de reacciones, desde el entusiasmo hasta la ira, en una serie de “acciones de arte” que intervinieron la ciudad de Santiago. El grupo recibió la crítica de todos los sectores. Para la derecha el CADA sería una manifestación de “locos”, jóvenes que necesitaban aprender respeto por el orden. Los tradicionalistas cuestionaban la existencia de una relación entre los eventos organizados por el CADA y el arte. Los artistas de la izquierda ortodoxa los calificaban  de elitistas por su costumbre de emplear nuevas tecnologías de la época como el video o el televisor.

Mientras el arte del CADA fue llamado “hermético” en muchas ocasiones, la perspectiva política del CADA también fue criticada por ser demasiado teórica e indirecta. Fueron acciones masivas  –un desfile de camiones lecheros, una gira de avionetas que dejaron caer 400.000 panfletos, la intervención de paredes urbanas por todo Santiago– que forzaron el diálogo y el cuestionamiento. A pesar del desacuerdo político y estratégico de aquellos artistas que querían privilegiar un discurso directo hacia las masas, este no fue capaz de borrar ni atenuar el tremendo impacto que el CADA tuvo en los círculos intelectuales de la época.

Info adicional

  • Título: CADA DÍA: LA CREACIÓN DE UN ARTE SOCIAL
  • Precio: 15.000
  • Autor: Robert Neustadt
  • Serie: Ensayo
  • Colección: Sociedad, Arte y Filosofía
  • Páginas: 300
  • ISBN: 978-956-260-590-8
  • Año: 2012
  • Formato: 17 X 24 cm
  • Encuadernación: Rústica
  • Sobre el autor:

    Profesor Asociado de Español BA, la Universidad de Northwestern, máster, doctorado de la Universidad de Oregon. Área de especialización: la literatura latinoamericana